foodeez-default-slider-image

En este sitio encontrarás recomendaciones de los mejores Restaurantes y Fabulosas Recetas para Cocinar y Compartir

El Mercado Roma, un exponente de la gastronomía en México (1/22/2016)

En el número 225 de la calle Querétaro, en la Colonia Roma, se ha abierto un nuevo concepto en donde la gastronomía es el platillo principal.

Los diversos restaurantes en la colonia Roma son legendarios y muchos de ellos tienen su lugar en la memoria de su continua concurrencia que degusta de un buen platillo, además de que han logrado buenas críticas por expertos en el tema.

Esta propuesta que se ha abierto en la calle de Querétaro se llama Mercado Roma y es un proyecto en donde se conjuntaron a varios exponentes de la gastronomía mexicana y los pusieron en un mismo espacio.

mercado-roma

El concepto de este lugar es sencillo de decir, la idea fue contar con un mercado gourmet de vanguardia en México, en donde existiera un referente de vinculación gastronómica y calidad alimenticia.

Otro aspecto interesante es que busca ser un integrador con la comunidad a partir del intercambio y venta de materia prima y alimentos únicos en su tipo.

Además de ser una plataforma de nuevas tendencias culinarias que valora al productor que opta por lo saludable, el cuidado en los procesos y el sentido artesanal de sus alimentos.

Como bien dije, es sencillo de decirlo, mas el hacerlo y mantenerse en el gusto de los comensales, ese es el reto, lo cual lo han hecho muy bien durante su primer año, ya que después de su inauguración este proyecto cuenta con el reconocimiento de la gente, que es lo más importante para este lugar.

Además, en su corta edad ya han sido también reconocidos por “Food and Travel México”, colocando a este Mercado como uno de los 3 mejores espacios gourmets de la ciudad.

mercado-roma2

La revista Forbes México también hizo alusión del lugar al que denominó “la reinvención del comercio de barrio” y para cerrar el 2015, el Mercado Roma estuvo nominado en “Los 100 imperdibles de México”, en la categoría de atracciones.

Realizando un recorrido por el Mercado Roma, podemos encontrar locales como antojerías, bebidas, repostería, venta de productos orgánicos, los básicos y servicios varios, que van desde gastronomía mexicana, española, vegana, orgánica, productos del mar, bebidas artesanales, en fin, toda una gama gourmet en un solo espacio.

Incluso encontrarás una librería para adquirir un buen libro como compañero de sobremesa, si es que llegas solo a comer o para pasar un rato alejado de las preocupaciones del día a día.

En este lugar, además de encontrar buenas opciones para comer o comprar tus materias primas, también tendrás alternativas para pasarla bien, con las Noches de DJ los viernes y sábados, a partir de las 7 hrs.

Todo esto es el Mercado Roma, con sus más de 50 locales donde todos y cada uno de ellos te brindan toda una experiencia para tu paladar. También es un lugar en donde disfrutarás el pasar un buen rato, ya que tiene una propuesta arquitectónica cómoda, fluida y muy “ad hoc” para cada uno de sus locales.

Pues bien, la colonia Roma ahora tiene un espacio más para relucir en las grandes marquesinas de la gastronomía y seguir siendo un lugar especial para visitar.

Si vives en la Ciudad de México o tienes pensado visitarla, no dejes de pasar y vivir esta nueva propuesta donde el concepto de Mercado adquiere otro nivel.

Santa Fe, una construcción fuera de serie (1/8/2016)

Recuerdo perfectamente que cuando estaba en la preparatoria, en la zona de Echegaray, comenzó a hablarse de un proyecto muy especial en donde sólo había un inmenso basurero.

Me refiero a lo que hoy conocemos como Santa Fe. Este lugar se concibe como un centro corporativo inmobiliario en una de las zonas más deterioradas de la ciudad.

En combinación de la entonces recién creada oficina gubernamental Servicios Metropolitanos del D.D.F. (SERVIMET) y una serie de inversionistas privados, se crea el primer Plan de Desarrollo con la intención de permitir el uso de oficinas sin presencia de viviendas.

El proyecto de Santa Fe fue creado por un equipo interdisciplinario de arquitectos, urbanistas e ingenieros, que propusieron al entonces regente del Distrito Federal, Carlos Hank González, convertir uno de los espacios más degradados del área metropolitana en una zona de “primer mundo”.

santafe

Este proyecto bien se podía apalancar de su cercanía con zonas de alto nivel adquisitivo, como las Lomas de Chapultepec, Tecamachalco, entre otras colonias que empezaban a formarse en los años 80, en la zona poniente de la Ciudad de México.

Ante tal proyecto, en todo momento se vienen ciertos ajustes, como lo fue construcción de la Universidad Iberoamericana en 1982, gracias a que obtuvieron los terrenos donados por el gobierno, naciendo así su plantel Santa Fe. Este hecho marca el cambio de la zona industrial a zona mixta de alto nivel económico.

Debido a este giro particular y durante el gobierno del presidente Salinas de Gortari (1988-1994), el entonces regente de la ciudad, Manuel Camacho Solís, y sus colaboradores idearon un proyecto similar a la ultramoderna zona de “La Défense” en París.

Esto por supuesto pone en otro plano a toda esta zona y para 1993 se inaugura el Centro Comercial Santa Fe en la zona de Totolapa, de esta forme surge el principal desarrollo comercial en la zona poniente de la ciudad, con las tiendas más exclusivas de México, capacidad para más de 5,000 autos y acceso desde diversos puntos de la ciudad.

Ante estos nuevos cambios se fueron incluyendo grandes edificaciones postmodernas que albergan en su planta baja bares, sucursales bancarias, comercios y una gran variedad de restaurantes en Santa Fe.

restaurantes-santafe

Mientras que en los pisos superiores se ubican oficinas, hoteles e inclusive pequeños espacios educativos, como el anexo de la Universidad Panamericana.

Ahora toda la zona necesitaba vías especiales de acceso, por lo que se amplía la avenida Tamaulipas y se inicia la construcción de la autopista de cuota México–Toluca y esto nuevamente le da otro giro a toda esta zona.

Todo esto estaba en plena turbulencia de creación cuando cursaba la preparatoria y posteriormente la Universidad. Fue después de este tiempo que, ante la curiosidad de conocer este lugar, me dirigí a conocer toda esta zona.

Realmente se percibe un ambiente de opulencia al caminar por el centro comercial y ver todas sus tiendas de diseñadores famosos, sus variados restaurantes con comida gourmet proveniente de diversas cocinas internacionales y sus exclusivos bares; todo ello te hace vivir una experiencia fuera de serie.

Transitar después por sus diferentes vialidades de acceso, se observan esos grandes edificios con sus exclusivos condominios y áreas verdes que, efectivamente te hacen sentir de primer mundo.

Pues bien, así se respira ahora esta zona especial ubicada en el poniente de la Ciudad de México, dentro de las delegaciones Cuajimalpa y Álvaro Obregón.

Que no falten en tu cocina este fin de año (12/23/2015)

Faltan muy pocos días para llegue una de las celebraciones favoritas del año. Para mí lo es, porque a pesar de la comercialización y las convenciones, la navidad es una oportunidad de oro para dar rienda suelta a mi afición preferida, cocinar. Muchas personas ven como algo tedioso, estresante o costoso el cocinar para las cenas de fin de año, pero yo lo considero el mejor regalo que puedo dar a quienes me acompañan en esos días especiales. Al preparar un platillo principal o un postre siento que, además de contribuir con algo para la gran ocasión, comparto algo de lo que he aprendido y logrado, una parte de lo que soy.

El año pasado, por ejemplo, tomé un curso de repostería alemana y la prueba final fue la preparación de un Sachertorte; sí, ese delicioso pastel de chocolate conocido en todo el mundo. No es por presumir, pero el chef comentó que mi postre había quedado exquisito, así que luego de tener éxito en el primer intento de prepararlo, no podía esperar para compartirlo con mi familia. Me propuse hacer uno para la cena de navidad; sin embargo, el proyecto no resultó como yo esperaba. Aquel diciembre me cambié de casa y faltaban pocos días para el 24 cuando yo todavía estaba instalándome. Mi cocina estaba más que incompleta, y tampoco podía ocupar las instalaciones del restaurante para cocinar algo personal, pues ya se imaginarán como está la actividad en esas semanas. Con el tiempo encima, no me quedó más que comprar el postre y ayudar en la preparación de otros platillos en casa de mi mamá.

sachertorte

Después de esa experiencia, me hice el firme propósito de equipar mi cocina, para que ningún otro de mis proyectos culinarios se viera frustrado. Además, cocinar en casa tiene las ventajas de ser más económico, saludable y nutritivo. Si este fin de año quieres consentir a tu familia con alguna delicia y no quieres gastar de más, cuida que en tu cocina no falten los siguientes utensilios:

Báscula

Si como a mí te encanta la repostería, sabrás que unos gramos de más o de menos pueden hacer la diferencia entre un pastel esponjado y suave, y uno que se desmorona o simplemente “no sube”. Y, en realidad, la repostería no es la única rama del arte culinario en donde la precisión importa. Si disfrutas de cocinar, harás una buena inversión al acudir a un lugar especializado en la venta de básculas y adquirir la que mejor te ayude a medir tus ingredientes.

basculacocinaBatería de cocina

De las primeras cosas que debes comprar cuando te instales en una nueva casa o renovar, si ya llevas un buen tiempo con ella. No basta con tener un sartén y una olla, porque cada platillo requiere un tipo de cocción especial, el cual sólo se obtiene si se prepara en el recipiente adecuado.

Refractarios y charolas para hornear

Muchos de los platillos que se preparan en esta temporada requieren hornearse, así que no pueden faltarte los recipientes necesarios para ello. Procura tener un juego de utensilios para hornear de varios tamaños y para distintos tipos de platillos; ya sean pasteles y galletas, verduras y pastas, y también para carnes.

Utensilios generales

Juegos de cucharas y cuchillos, palas y espátulas, utensilios para decorar pasteles y galletas; en fin, todo lo básico para mezclar, cortar, batir y revolver.

Que la cocina no se convierta en un lugar de tormento en estas fechas. Equípate con todo lo necesario y disfruta de compartir tus sabores favoritos.

Nuevas opciones para ir a comer (12/16/2015)

En esta temporada festiva, las reuniones con familiares y amigos están a la orden del día. Los eventos más formales y tradicionales, como la comida de la empresa o la cena con la familia ya tienen su sedes casi oficiales, ya sea un buen restaurante o salón de fiestas, o bien la casa de los papás o los abuelos. Pero cuando se trata de hacer algo más relajado, se pueden buscar otras alternativas, ya sea una cafetería, el restaurante de un centro comercial o para los más festivos, el bar o el antro.

Si estás planeando reunir a tus amigos para celebrar la navidad, despedir el año o hasta festejar tu cumpleaños y quieres apartarte de las opciones muy convencionales o demasiado serias, puedes probar alguna de las nuevas tendencias gastronómicas que han llegado a nuestro país. A continuación de decimos cuales son.

Food truck parks

Los restaurantes sobre ruedas o camiones equipados con lo necesario para cocinar y vender alimentos existen desde hace décadas y son famosos en ciudades como Nueva York, Londres o Berlín. Desde café y muffins hasta comidas exóticas, como la tailandesa o india se pueden adquirir en locales como esos en distintas partes del mundo. Pero en México, el modelo es relativamente nuevo y actualmente es una moda que atrae sobre todo a los jóvenes. Y es que ya no sólo se trata del camión situado en una esquina, sino de todo un conjunto gastronómico, denominado food truck park. En estos lugares, se ubican varios camiones, cada uno con una oferta culinaria especial; además hay espacios con sillas y mesas, para que los comensales se sienten a disfrutar de los platillos. Las claves del food truck park son variedad, rapidez y originalidad.

En el Distrito Federal pueden encontrar food trucks en colonias como la Condesa, Roma, Santa Fe y Pedregal.

foodtruck1

Mercados gourmet

El mercado gourmet es un concepto ampliamente desarrollado en Europa. Se trata de lugares donde se pueden comprar ingredientes exóticos y especiales, como todo tipo de carnes, especias o productos importados, así como bebidas, conservas y alimentos enlatados. Pero también se venden platillos elaborados al momento con dichos productos, que se pueden maridar con las bebidas ofertadas. El Mercado de la Boquería en Barcelona o el de San Miguel en Madrid son ejemplos de este tipo de establecimientos.

En México, este modelo ha comenzado a desarrollarse y tiene entre sus principales representantes al Mercado Roma, en la colonia del mismo nombre, o a La Morera, en Polanco.

mergado-gourmet

Cervecerías artesanales

Los bares son un punto de reunión por excelencia, pero la cervecería se presenta como algo más que un lugar para disfrutar de unos tragos. Estos establecimientos tienen la gracia de fabricar su propia cerveza; algunos, como La Graciela en la colonia Roma, incluso imparten talleres para la elaboración de la bebida. También cuentan con amplia y variada oferta gastronómica, por lo que son perfectas para departir en un ambiente tranquilo y ameno.

Ya lo saben, hay opciones más allá del café de franquicia o la comida rápida del centro comercial. Anímense a probar algo diferente y gocen al máximo las fiestas.

cerveceria

Una deliciosa tradición navideña (11/13/2015)

El ambiente navideño ya está en todas partes, incluido nuestro blog. En esta ocasión queremos compartirles una tradición de origen europeo que, si bien no es muy conocida en Latinoamérica, es fácil de recrear y adoptar, además de que resultará deliciosa. Se trata del “Tronco de Navidad” o “La Bûche de Nöel”, como se le conoce en Francia.

Este postre, prácticamente imprescindible en las mesas francesas durante la mesa de navidad, y también frecuente en las alemanas, inglesas y españolas, tiene una interesante historia. En tiempos muy antiguos, antes de la llegada del cristianismo, los pueblos indoeuropeos celebraban el solsticio de invierno. Como sabemos, esta es la noche más larga del año y para muchas civilizaciones representaba el temor de que el crudo invierno se prolongara indefinidamente; pero también constituía la esperanza de que tras esa larga oscuridad volviera a salir el sol y reiniciara el ciclo de la vida.

yule-log

Pueblos como los celtas, encendían una gran fogata durante de noche del solsticio, durante la celebración que ellos llamaban Yule o Júl. Creían que así ahuyentaban las tinieblas de la noche y propiciaban la reaparición de los días soleados y cálidos. También acostumbraban guardar las cenizas de la fogata durante todo el año, pues las consideraban como una especie de talismán que les traería buena fortuna.

Después de la instauración del cristianismo, países que fueron herederos directos o indirectos de los celtas y otros pueblos indoeuropeos, como Irlanda, Inglaterra, Portugal y partes de Francia y España, conservaron la tradición de la fogata y la integraron a la celebración de la Navidad. En la época medieval, las familias elegían un tronco grueso de madera, lo colocaban en la chimenea y dos miembros de la familia, el mayor y el más joven, se encargaban de encenderlo. Después se reunían alrededor del fuego y contaban historias relacionadas con la celebración navideña. La costumbre de guardar las cenizas también se conservó.

En el siglo XIX, las chimeneas se sustituyeron con estufas de gas, lo cual dejó en suspenso la tradición. En algunos hogares, el tronco se convirtió en un adorno, pues se elegía uno especial para decorarlo y colocarlo como centro de mesa. Pero en esa misma época, el repostero francés Pierre de Lacam tuvo una exquisita idea; sustituir la pieza de madera por un postre. Así surgió La Bûche de Nöel, un pastel semejante al niño envuelto, pero decorado para que parezca un tronco.

Este pastel se mantiene como uno de los postres favoritos de la temporada navideña en Europa. En Gran Bretaña se le conoce como Yule Log y en España como Tronco de Navidad. Hacerlo no es difícil. Si quieren dar un toque internacional a su cena de navidad, preparen sus utensilios de cocina y sigan la receta.

tronco-navidad

Ingredientes

Para el pastel

  • 6 huevos
  • 70 gr. de harina de trigo
  • 40 gr. de maicena
  • 80 gr. de azúcar
  • 100 gr. de chocolate en polvo

Para el relleno

  • 250 ml. de crema líquida
  • 200 gr. de turrón

Para la cubierta

  • 60 gr. de chocolate
  • 50 ml. de crema

Preparación del relleno

Se baten 100 ml. de crema y el turrón hasta lograr una pasta homogénea. Luego se divide la pasta en dos partes iguales, pues una se ocupará para el relleno y otra para la cubierta. La parte reservada para el relleno se vuelve a batir con el resto de la crema y una vez integrada, se guarda en el refrigerador.

Preparación del pastel

Se baten cuatro yemas y dos claras con el azúcar, hasta formar una masa suave. El resto de las claras se baten a punto de nieve y cuando estén listas, se añaden a la mezcla anterior. Después se agrega la harina, la maicena y el chocolate en polvo.

Se unta una bandeja para hornear con mantequilla y se extiende sobre ella la masa del pastel. El horno se precalienta a 180 grados y posteriormente se hornea el pastel durante 15 minutos, aproximadamente. Cuando el pan se comience a dorar, se retira del horno y se extiende sobre una lámina de papel aluminio para que se enfríe.

Posteriormente, se extiende el relleno sobre el pan, y con ayuda del aluminio, éste se enrolla para formar el tronco.

Preparación de la cubierta

El chocolate se corta en trozos y se derrite a fuego lento. Cuando se enfríe, se añade la crema y se bate, hasta que la mezcla sea homogénea. Después se añade el turrón y se vuelve a batir. El tronco se cubre con esta mezcla y con ayuda de una espátula se forman las vetas.

Disfruten de esta deliciosa tradición navideña.

Las mejores formas de disfrutar la comida mexicana (11/11/2015)

La herencia indígena, la influencia europea y el particular ingenio de cada población de la República para combinar ambos factores hacen de la cocina mexicana una verdadera obra maestra. Es una de las cuatro cocinas internacionales que la Unesco ha registrado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y un motivo más para sentirnos orgullosos de nuestra rica cultura mestiza.

En las ciudades más grandes del mundo, como Nueva York, Londres, París o Madrid se pueden encontrar restaurantes de comida mexicana de categoría gourmet. Y en todos los estados del país podemos deleitarnos con lo más representativo de nuestra gastronomía o con las variantes más exóticas de la cocina local, en restaurantes que también son de cinco estrellas.

Pero no es necesario pagar por el lujo y la exclusividad para disfrutar de nuestros mejores platillos. Hay formas divertidas, interesantes y auténticas de entrar en contacto con la gastronomía de todos los pueblos y regiones, sin que el bolsillo sufra demasiado por ello. Aquí les presento algunas recomendaciones.

comidamexicana

Mercados y tianguis

Los mercados mexicanos son una fabulosa mezcla de colores, aromas y sabores. Además de las verduras y frutas frescas, y de las flores que adornan el ambiente, suele haber puestos en los que se venden platillos ya preparados. Los más comunes son los antojitos: quesadillas, tostadas, pambazos o taquizas. Pero también se llegan a encontrar platillos más elaborados, como el pozole o el mole, o exponentes de la gastronomía local, como las tlayudas, que no es posible dejar de probar si se visita el mercado de Oaxaca.

Ferias y fiestas patronales

Con motivo de distintas fiestas cívicas y religiosas –el 16 de septiembre, el Día de Muertos o Navidad, por ejemplo-, se organizan ferias y celebraciones en donde la comida es una de las estrellas principales. Las fiestas que se llevan a cabo en los pueblos y comunidades, para honrar a los santos patronos o para conmemorar acontecimientos históricos importantes también son excelentes oportunidades para degustar las creaciones del arte culinario local. En la región de la Huasteca, por ejemplo, las temporadas de fiesta son excelentes ocasiones para probar el zacahuil.

Viajes y paseos

El turismo gastronómico es una forma de viajar que ha ganado inmensa popularidad en los últimos años. La degustación de platillos típicos se toma como el principal objetivo del viaje y los sibaritas pueden invertir grandes sumas, con tal de probar las comidas más elaboradas o exóticas. Pero no es necesario reservar en los mejores restaurantes o perderse otros atractivos turísticos para disfrutar de la comida durante un viaje. Recorrer los pueblos y las pequeñas localidades también es una ocasión para disfrutar de la cocina más auténtica de un país; aquélla que preparan los habitantes, con las recetas y métodos que heredaron de sus ancestros. Plazas, fondas y pequeños restaurantes son los mejores lugares para disfrutar de esa comida casera, cuyo sazón no puede igualarse.

La comida mexicana es un verdadero deleite, que se puede disfrutar tanto en los ambientes más lujosos como en los lugares más sencillos. Porque la esencia de nuestra cocina no es el glamour, sino la riqueza histórica y cultural que hay detrás de ella.

Una delicia para probar y ver (8/13/2015)

La zanahoria es un vegetal con muchas propiedades nutritivas y efectos terapéuticos. Quizá los beneficios más conocidos son los que tiene para la salud visual, debido a su alto contenido de carotenos. Estas sustancias son los pigmentos orgánicos que dan a la zanahoria y a otras frutas y verduras, como el melón o la calabaza, su característico tono naranja. Se ha demostrado que estos pigmentos ayudan a prevenir o tratar enfermedades oculares como las cataratas y la degeneración macular asociada con la edad.

Pero esas no son las únicas ventajas. La zanahoria, especialmente si se come cruda, también tiene propiedades digestivas y diuréticas. Contiene antioxidantes, vitamina A y fósforo, por lo que contribuye al bienestar de la piel y el sistema nervioso. Por si fuera poco, al comerla cruda se fortalecen los dientes y encías. Una ensalada de zanahoria rallada puede ser una excelente botana, que mejorará nuestra salud y estado de ánimo, y hará que las visitas a clínicas oftalmológicas sean sólo para la correspondiente revisión anual.

Hoy, sin embargo, quiero presentarles otra forma de consumir este vegetal, acompañado con otros ingredientes nutritivos. La crema de zanahoria y puerro es un platillo de fácil preparación, ideal para inaugurar un menú saludable. Es cierto que las propiedades de las verduras se aprovechan más cuando se consumen frescas, pero al incluirlas en combinaciones como ésta se obtienen algunos de sus componentes y además se incluyen otros nutrientes esenciales, como proteínas y grasas saludables. Les comparto la receta.

cremazanahoria

Ingredientes

1 puerro

5 papas amarillas

3 zanahorias medianas

1 ajo finamente picado

1 taza de vino blanco

½ litro de leche baja en grasas

2 tazas de agua

1 cucharada de aceite vegetal

2 cucharaditas de tomillo seco

sal y pimienta al gusto

Preparación

En una olla honda se pone la cucharada de aceite y se calienta a fuego lento. Se agrega el puerro, previamente lavado y cortado en cuadros, y también el ajo. Los ingredientes se sofríen durante cinco minutos.

Después se añaden las zanahorias y las papas, ya peladas y cortadas en cuadros. Se mezclan los ingredientes, se agrega sal y pimienta y se deja sofreír por cinco minutos más.

Posteriormente se agregan el agua y la leche, se revuelven los ingredientes y se dejan cocinar durante 15 o 20 minutos, hasta que se forme un caldo. Se deja enfriar.

Cuando la sopa esté tibia, se muele en un procesador o licuadora y se devuelve a la olla, para ponerla a fuego lento. Se agrega el vino poco a poco, revolviendo constantemente, y después se añade el tomillo. Se deja cocinar por diez minutos más y se apaga.

Se sirve caliente, con un poco de crema líquida y crotones.

Espero que disfruten con esta nutritiva receta, que no solo deleita el paladar, sino que cuida la digestión y aporta su granito de carotenos para proteger la vista.

Junto a una humeante taza de café (7/31/2015)

Muchos de mis recuerdos más gratos están acompañados por un aroma especial y un sabor que despierta la mente y los sentidos; ambos provienen de un grano que se cultiva desde hace siglos, al abrigo de los climas cálidos. Me refiero, por supuesto, al café. Con una humeante taza de esta reconfortante bebida se afrontan las mañanas más duras, se recorren los más hermosos pasajes de los libros o se atiende a la conversación de los amigos. Por ello me atrevo a decir que pocas son las memorias que resguardo, a las que no se adjunta la presencia del café.

tazadecafe1

 

De Colombia, Cuba o Turquía son algunos de los cafés más famosos. Pero nuestro país no se queda atrás en cuanto a producción cafetalera. En el siglo XVIII recibió las primeras semillas del cafeto, arbusto de frutos rojizos, más parecidos a la uva o la aceituna, que eventualmente producen el grano del café. El cultivo fue bien acogido por el suelo de las regiones costeras y así comenzó la historia de nuestro café, un derivado de la especie arábica, que es la más antigua y delicada.

Para disfrutar de los momentos más especiales en compañía de un buen café mexicano, visiten estos tres estados de nuestra República.

Veracruz

Es el estado con la más antigua tradición cafetalera. En el siglo XVIII se fundaron las primeras plantaciones y en el siglo XIX, la capital del estado, Xalapa, se consolidó como comercializadora de café para todo el territorio mexicano. Posteriormente, Coatepec y Xico se incorporaron a la producción. El Café Veracruz es famoso en el mundo y posee la denominación de origen.

En Xalapa, pueden visitar el Museo del Café y degustar las diferentes formas en que se prepara esta bebida en La Parroquia, una de las cafeterías más famosas de Veracruz y con sucursales en otras ciudades y estados de la república (encontrarán una muy cerca del hotel plaza Tuxpan, si visitan esta región veracruzana). En Coatepec, Pueblo Mágico, los esperan las antiguas haciendas cafetaleras, hoy convertidas en museos. Y en Xico, otro Pueblo Mágico, aguardan las maravillas naturales, como la cascada Texolo.

tazadecafe

Oaxaca

Por los caminos que rodean la sierra se encuentran diversas fincas cafetaleras que pueden visitarse como parte de recorridos turísticos; entre ellas están la Finca Margarita, Montecarlo y las Nieves. Otra plantación famosa es la Finca Hidalgo, donde se produce la variedad de café orgánico denominada Pluma Hidalgo. El proceso orgánico implica que para el cultivo no se utilizan pesticidas ni otras sustancias que dañen el subsuelo.

Además del recorrido por las fincas, los tours a la región cafetalera de Oaxaca incluyen actividades de ecoturismo, como senderismo, observación de aves y paseos a pozas naturales y cascadas.

Chiapas

La región del Soconusco, en Chiapas, se inició en el cultivo del café a finales del siglo XIX. Desde entonces, y especialmente durante el Porfiriato, las fincas cafetaleras tuvieron un próspero desarrollo y algunas, como la Finca San Francisco, la Finca Irlanda o la Finca Hamburgo se mantienen hasta nuestros días.

La Secretaría de Turismo del estado instauró la Ruta del Café, un recorrido turístico en el que se visitan varias fincas, se muestran algunas etapas del proceso de cultivo y, lo mejor de todo, se degustan exquisitas variedades de café, mientras se contemplan los incomparables paisajes montañosos y las planicies del Soconusco.

El sabor de Argentina en tu jardín (7/29/2015)

En los días de sol y buen clima se antojan las comidas al aire libre. Una de las opciones preferidas, sobre todo para un domingo familiar o incluso una fiesta, es la parrillada. Poner la carne al asador –y también las verduras, no olviden a los vegetarianos– parece la cosa más sencilla. Como todo se prepara al momento, no hay que pasar largas horas cocinando; basta con preparar algunas ensaladas para completar, tener listas las salsas y chiles y, por supuesto, comprar las tortillas. Acompañamos con buenos vinos, o cervezas para quien guste, agua y jugos de frutas para los niños, y ¡listo! Ya tenemos parrillada.

Quizá todos los que nos hemos animado a reconstruir esta tradición argentina en nuestro jardín hemos salido más o menos airosos. Fuera de que cueste algo de trabajo encender el fuego, o de que se queme un trozo de carne, nada serio puede pasar. Pero lo cierto es que hacer una auténtica parrillada argentina tiene su gracia. Cada paso tiene su técnica, desde el encendido del fuego hasta la elección del vino para lograr el mejor maridaje (porque en una parrillada que se precie de serlo, ha de servirse vino).

parrillada

El chef argentino Gastón Riveira, elegido por The New York Times como el mejor parrillero de Buenos Aires, ha compartido su sabiduría culinaria para que el sabor de las parrilladas argentinas pueda trasladarse a cualquier jardín del mundo. Les presento algunas de sus recomendaciones, para que logren un asado digno del mejor servicio de parrilladas a domicilio.

 

El fuego perfecto

Como explica Riveira, el primer paso de una parrillada es todo un ritual, que no es tan simple como rociar combustible y encender cerillos. Para encender un buen fuego de parrillada, se coloca un cajón de madera cerca de la parrilla, se llena con bolas de papel y encima se coloca el carbón vegetal. Se enciende el papel, para que éste a su vez empiece a quemar los trozos de carbón. De preferencia, éste debe ser de madera dura. Por cierto, el mejor carbón es el que no hace ruido ni lanza chispas al quemarse.

Una vez que el carbón está encendido, se colocan las brasas de leña. Cuando éstas se ponen blancas, se colocan debajo de la parrilla para empezar a cocer la carne.

El orden para asar la carne

Los cortes grandes y con hueso se colocan primero, ya que tardarán más en cocinarse. Al darles la primera vuelta se les puede agregar sal y de paso se colocan los cortes más pequeños. Al último, cuando la primera carne ya esté lista, se ponen los cortes de cocción rápida, como los chorizos y el pollo.

Los vegetales

Ya sea que tengan invitados vegetarianos o que quieran un complemento para la carne, las verduras a la parrilla son una sabrosa opción. La parrillada vegetariana puede llevar berenjena, calabacitas, pimientos, tomate y cebollitas de cambray. Las verduras se cortan en rodajas, cuartos o mitades, se sazonan con sal y pimienta y se untan con un poco de aceite de oliva. Se colocan en el momento en que se estén cocinando los cortes suaves, aunque si quieren evitar el sabor de la carne, lo mejor es asarlas aparte, en una parrilla más pequeña.

El maridaje

Los vinos más recomendados para la parrillada son los jóvenes, que permanecen poco tiempo en barrica, como el Malbec.

 

Espero que estos consejos les ayuden a mejorar sus parrilladas. Pero si quieren disfrutar de una comida totalmente relajada, en la que no deban cortar ni un limón, les recomiendo servicios como los de Arrachera House.

Tras el aroma del cacao (7/22/2015)

El cacao, semilla de valor incalculable para nuestros ancestros, es una de las grandes aportaciones de América al mundo. Las delicias del chocolate habrían permanecido como un misterio reservado a los dioses (el árbol del cacao tiene el nombre científico de Theobroma, vocablo griego que significa “alimento de dioses”), de no ser por el intercambio cultural que siguió a los viajes de exploración y a la conquista.

Preparado como bebida, con agua o leche; con azúcar o al natural; en postres y repostería o en platillos salados, como el mole; de una u otra forma, todos hemos degustado una presentación del cacao y nos hemos deleitado con su aroma. Dejemos, entonces, que los olores y sabores sean nuestra guía para recorrer la Ruta del Cacao, por el sureste mexicano.

La Secretaría de Turismo creó el programa Rutas Gastronómicas de México, para impulsar una forma de viajar que tiene como principal atractivo la búsqueda de nuevos sabores. Actualmente, se promueven 18 rutas gastronómicas, que abarcan las 32 entidades del país e incluyen más de 150 destinos. Una de ellas es la Ruta del Cacao, que pasa por los estados de Chiapas y Tabasco. En esta ocasión quiero presentarles algunos de los puntos más atractivos de esta ruta, para que planeen un viaje por los sabores de México.

rutacacao

Museo Kakaw

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se encuentra un museo dedicado al cacao y el chocolate. Además de conocer la historia de los orígenes, los procesos de cultivo y los usos que se han dado a la semilla, se puede participar en un taller de chocolatería, para elaborar deliciosas golosinas. Desde San Cristóbal se puede viajar al municipio de Mezcalapa, en donde se encuentra una de las plantaciones de cacao más importantes de la región.

El Soconusco

La región del Soconusco, al sur de estado de Chiapas y cerca de la frontera con Guatemala, reúne las condiciones propicias para el crecimiento del árbol del cacao. Existen varias plantaciones, que pueden visitarse para conocer de cerca los procesos de cultivo. También hay un Museo Regional, dedicado a la historia y la cultura de los pueblos mesoamericanos que habitaron la zona.

Reserva de la biósfera La Encrucijada

En la costa oriental de Chiapas se encuentra el área natural de La Encrucijada, una zona de manglares que se considera reserva de la biósfera, debido a la riqueza y diversidad de su flora y fauna. En las inmediaciones se encuentra una plantación donde se practica el cultivo ecológico del cacao. La variedad que ahí se desarrolla se conoce como cacao Criollo Moncaya; las características del ecosistema en el que crece han hecho que esta semilla sea una de las más resistentes a las enfermedades que suelen afectar a la mayoría de las plantaciones.

Comalcalco

En Comalcalco se encuentra una de las zonas arqueológicas más importantes del estado de Tabasco. Ahí se pueden admirar los vestigios de una ciudad maya de finales del periodo Clásico, que fue construida con ladrillos de barro cocido. La región también alberga importantes haciendas cacaoteras, en las que se pueden conocer los procesos de recolección y cultivo.

En estas y otras etapas de la Ruta del Cacao se pueden probar diversos platillos y bebidas elaborados con esta semilla. También es posible conocer otras de sus aplicaciones; por ejemplo, en cosméticos o artesanías.

 

Cómo hacer la ruta

En el sitio web de la Secretaría de Turismo encontrarán una aplicación para planear el viaje por la Ruta del Cacao. Seleccionen los lugares que quieran visitar y obtendrán las indicaciones para llegar por carretera.

Si no tienen auto, existen compañías de viajes que organizan distintos recorridos por esta ruta e incluyen servicios de transportación. Otra opción es rentar un vehículo; incluso pueden contratar un servicio de leasing o arrendamiento a largo plazo, que les permitirá tomarse varios meses para hacer todas las rutas gastronómicas del país.