foodeez-default-slider-image

En este sitio encontrarás recomendaciones de los mejores Restaurantes y Fabulosas Recetas para Cocinar y Compartir

Una delicia para probar y ver (8/13/2015)

La zanahoria es un vegetal con muchas propiedades nutritivas y efectos terapéuticos. Quizá los beneficios más conocidos son los que tiene para la salud visual, debido a su alto contenido de carotenos. Estas sustancias son los pigmentos orgánicos que dan a la zanahoria y a otras frutas y verduras, como el melón o la calabaza, su característico tono naranja. Se ha demostrado que estos pigmentos ayudan a prevenir o tratar enfermedades oculares como las cataratas y la degeneración macular asociada con la edad.

Pero esas no son las únicas ventajas. La zanahoria, especialmente si se come cruda, también tiene propiedades digestivas y diuréticas. Contiene antioxidantes, vitamina A y fósforo, por lo que contribuye al bienestar de la piel y el sistema nervioso. Por si fuera poco, al comerla cruda se fortalecen los dientes y encías. Una ensalada de zanahoria rallada puede ser una excelente botana, que mejorará nuestra salud y estado de ánimo, y hará que las visitas a clínicas oftalmológicas sean sólo para la correspondiente revisión anual.

Hoy, sin embargo, quiero presentarles otra forma de consumir este vegetal, acompañado con otros ingredientes nutritivos. La crema de zanahoria y puerro es un platillo de fácil preparación, ideal para inaugurar un menú saludable. Es cierto que las propiedades de las verduras se aprovechan más cuando se consumen frescas, pero al incluirlas en combinaciones como ésta se obtienen algunos de sus componentes y además se incluyen otros nutrientes esenciales, como proteínas y grasas saludables. Les comparto la receta.

cremazanahoria

Ingredientes

1 puerro

5 papas amarillas

3 zanahorias medianas

1 ajo finamente picado

1 taza de vino blanco

½ litro de leche baja en grasas

2 tazas de agua

1 cucharada de aceite vegetal

2 cucharaditas de tomillo seco

sal y pimienta al gusto

Preparación

En una olla honda se pone la cucharada de aceite y se calienta a fuego lento. Se agrega el puerro, previamente lavado y cortado en cuadros, y también el ajo. Los ingredientes se sofríen durante cinco minutos.

Después se añaden las zanahorias y las papas, ya peladas y cortadas en cuadros. Se mezclan los ingredientes, se agrega sal y pimienta y se deja sofreír por cinco minutos más.

Posteriormente se agregan el agua y la leche, se revuelven los ingredientes y se dejan cocinar durante 15 o 20 minutos, hasta que se forme un caldo. Se deja enfriar.

Cuando la sopa esté tibia, se muele en un procesador o licuadora y se devuelve a la olla, para ponerla a fuego lento. Se agrega el vino poco a poco, revolviendo constantemente, y después se añade el tomillo. Se deja cocinar por diez minutos más y se apaga.

Se sirve caliente, con un poco de crema líquida y crotones.

Espero que disfruten con esta nutritiva receta, que no solo deleita el paladar, sino que cuida la digestión y aporta su granito de carotenos para proteger la vista.

Junto a una humeante taza de café (7/31/2015)

Muchos de mis recuerdos más gratos están acompañados por un aroma especial y un sabor que despierta la mente y los sentidos; ambos provienen de un grano que se cultiva desde hace siglos, al abrigo de los climas cálidos. Me refiero, por supuesto, al café. Con una humeante taza de esta reconfortante bebida se afrontan las mañanas más duras, se recorren los más hermosos pasajes de los libros o se atiende a la conversación de los amigos. Por ello me atrevo a decir que pocas son las memorias que resguardo, a las que no se adjunta la presencia del café.

tazadecafe1

 

De Colombia, Cuba o Turquía son algunos de los cafés más famosos. Pero nuestro país no se queda atrás en cuanto a producción cafetalera. En el siglo XVIII recibió las primeras semillas del cafeto, arbusto de frutos rojizos, más parecidos a la uva o la aceituna, que eventualmente producen el grano del café. El cultivo fue bien acogido por el suelo de las regiones costeras y así comenzó la historia de nuestro café, un derivado de la especie arábica, que es la más antigua y delicada.

Para disfrutar de los momentos más especiales en compañía de un buen café mexicano, visiten estos tres estados de nuestra República.

Veracruz

Es el estado con la más antigua tradición cafetalera. En el siglo XVIII se fundaron las primeras plantaciones y en el siglo XIX, la capital del estado, Xalapa, se consolidó como comercializadora de café para todo el territorio mexicano. Posteriormente, Coatepec y Xico se incorporaron a la producción. El Café Veracruz es famoso en el mundo y posee la denominación de origen.

En Xalapa, pueden visitar el Museo del Café y degustar las diferentes formas en que se prepara esta bebida en La Parroquia, una de las cafeterías más famosas de Veracruz y con sucursales en otras ciudades y estados de la república (encontrarán una muy cerca del hotel plaza Tuxpan, si visitan esta región veracruzana). En Coatepec, Pueblo Mágico, los esperan las antiguas haciendas cafetaleras, hoy convertidas en museos. Y en Xico, otro Pueblo Mágico, aguardan las maravillas naturales, como la cascada Texolo.

tazadecafe

Oaxaca

Por los caminos que rodean la sierra se encuentran diversas fincas cafetaleras que pueden visitarse como parte de recorridos turísticos; entre ellas están la Finca Margarita, Montecarlo y las Nieves. Otra plantación famosa es la Finca Hidalgo, donde se produce la variedad de café orgánico denominada Pluma Hidalgo. El proceso orgánico implica que para el cultivo no se utilizan pesticidas ni otras sustancias que dañen el subsuelo.

Además del recorrido por las fincas, los tours a la región cafetalera de Oaxaca incluyen actividades de ecoturismo, como senderismo, observación de aves y paseos a pozas naturales y cascadas.

Chiapas

La región del Soconusco, en Chiapas, se inició en el cultivo del café a finales del siglo XIX. Desde entonces, y especialmente durante el Porfiriato, las fincas cafetaleras tuvieron un próspero desarrollo y algunas, como la Finca San Francisco, la Finca Irlanda o la Finca Hamburgo se mantienen hasta nuestros días.

La Secretaría de Turismo del estado instauró la Ruta del Café, un recorrido turístico en el que se visitan varias fincas, se muestran algunas etapas del proceso de cultivo y, lo mejor de todo, se degustan exquisitas variedades de café, mientras se contemplan los incomparables paisajes montañosos y las planicies del Soconusco.

El sabor de Argentina en tu jardín (7/29/2015)

En los días de sol y buen clima se antojan las comidas al aire libre. Una de las opciones preferidas, sobre todo para un domingo familiar o incluso una fiesta, es la parrillada. Poner la carne al asador –y también las verduras, no olviden a los vegetarianos– parece la cosa más sencilla. Como todo se prepara al momento, no hay que pasar largas horas cocinando; basta con preparar algunas ensaladas para completar, tener listas las salsas y chiles y, por supuesto, comprar las tortillas. Acompañamos con buenos vinos, o cervezas para quien guste, agua y jugos de frutas para los niños, y ¡listo! Ya tenemos parrillada.

Quizá todos los que nos hemos animado a reconstruir esta tradición argentina en nuestro jardín hemos salido más o menos airosos. Fuera de que cueste algo de trabajo encender el fuego, o de que se queme un trozo de carne, nada serio puede pasar. Pero lo cierto es que hacer una auténtica parrillada argentina tiene su gracia. Cada paso tiene su técnica, desde el encendido del fuego hasta la elección del vino para lograr el mejor maridaje (porque en una parrillada que se precie de serlo, ha de servirse vino).

parrillada

El chef argentino Gastón Riveira, elegido por The New York Times como el mejor parrillero de Buenos Aires, ha compartido su sabiduría culinaria para que el sabor de las parrilladas argentinas pueda trasladarse a cualquier jardín del mundo. Les presento algunas de sus recomendaciones, para que logren un asado digno del mejor servicio de parrilladas a domicilio.

 

El fuego perfecto

Como explica Riveira, el primer paso de una parrillada es todo un ritual, que no es tan simple como rociar combustible y encender cerillos. Para encender un buen fuego de parrillada, se coloca un cajón de madera cerca de la parrilla, se llena con bolas de papel y encima se coloca el carbón vegetal. Se enciende el papel, para que éste a su vez empiece a quemar los trozos de carbón. De preferencia, éste debe ser de madera dura. Por cierto, el mejor carbón es el que no hace ruido ni lanza chispas al quemarse.

Una vez que el carbón está encendido, se colocan las brasas de leña. Cuando éstas se ponen blancas, se colocan debajo de la parrilla para empezar a cocer la carne.

El orden para asar la carne

Los cortes grandes y con hueso se colocan primero, ya que tardarán más en cocinarse. Al darles la primera vuelta se les puede agregar sal y de paso se colocan los cortes más pequeños. Al último, cuando la primera carne ya esté lista, se ponen los cortes de cocción rápida, como los chorizos y el pollo.

Los vegetales

Ya sea que tengan invitados vegetarianos o que quieran un complemento para la carne, las verduras a la parrilla son una sabrosa opción. La parrillada vegetariana puede llevar berenjena, calabacitas, pimientos, tomate y cebollitas de cambray. Las verduras se cortan en rodajas, cuartos o mitades, se sazonan con sal y pimienta y se untan con un poco de aceite de oliva. Se colocan en el momento en que se estén cocinando los cortes suaves, aunque si quieren evitar el sabor de la carne, lo mejor es asarlas aparte, en una parrilla más pequeña.

El maridaje

Los vinos más recomendados para la parrillada son los jóvenes, que permanecen poco tiempo en barrica, como el Malbec.

 

Espero que estos consejos les ayuden a mejorar sus parrilladas. Pero si quieren disfrutar de una comida totalmente relajada, en la que no deban cortar ni un limón, les recomiendo servicios como los de Arrachera House.

Tras el aroma del cacao (7/22/2015)

El cacao, semilla de valor incalculable para nuestros ancestros, es una de las grandes aportaciones de América al mundo. Las delicias del chocolate habrían permanecido como un misterio reservado a los dioses (el árbol del cacao tiene el nombre científico de Theobroma, vocablo griego que significa “alimento de dioses”), de no ser por el intercambio cultural que siguió a los viajes de exploración y a la conquista.

Preparado como bebida, con agua o leche; con azúcar o al natural; en postres y repostería o en platillos salados, como el mole; de una u otra forma, todos hemos degustado una presentación del cacao y nos hemos deleitado con su aroma. Dejemos, entonces, que los olores y sabores sean nuestra guía para recorrer la Ruta del Cacao, por el sureste mexicano.

La Secretaría de Turismo creó el programa Rutas Gastronómicas de México, para impulsar una forma de viajar que tiene como principal atractivo la búsqueda de nuevos sabores. Actualmente, se promueven 18 rutas gastronómicas, que abarcan las 32 entidades del país e incluyen más de 150 destinos. Una de ellas es la Ruta del Cacao, que pasa por los estados de Chiapas y Tabasco. En esta ocasión quiero presentarles algunos de los puntos más atractivos de esta ruta, para que planeen un viaje por los sabores de México.

rutacacao

Museo Kakaw

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se encuentra un museo dedicado al cacao y el chocolate. Además de conocer la historia de los orígenes, los procesos de cultivo y los usos que se han dado a la semilla, se puede participar en un taller de chocolatería, para elaborar deliciosas golosinas. Desde San Cristóbal se puede viajar al municipio de Mezcalapa, en donde se encuentra una de las plantaciones de cacao más importantes de la región.

El Soconusco

La región del Soconusco, al sur de estado de Chiapas y cerca de la frontera con Guatemala, reúne las condiciones propicias para el crecimiento del árbol del cacao. Existen varias plantaciones, que pueden visitarse para conocer de cerca los procesos de cultivo. También hay un Museo Regional, dedicado a la historia y la cultura de los pueblos mesoamericanos que habitaron la zona.

Reserva de la biósfera La Encrucijada

En la costa oriental de Chiapas se encuentra el área natural de La Encrucijada, una zona de manglares que se considera reserva de la biósfera, debido a la riqueza y diversidad de su flora y fauna. En las inmediaciones se encuentra una plantación donde se practica el cultivo ecológico del cacao. La variedad que ahí se desarrolla se conoce como cacao Criollo Moncaya; las características del ecosistema en el que crece han hecho que esta semilla sea una de las más resistentes a las enfermedades que suelen afectar a la mayoría de las plantaciones.

Comalcalco

En Comalcalco se encuentra una de las zonas arqueológicas más importantes del estado de Tabasco. Ahí se pueden admirar los vestigios de una ciudad maya de finales del periodo Clásico, que fue construida con ladrillos de barro cocido. La región también alberga importantes haciendas cacaoteras, en las que se pueden conocer los procesos de recolección y cultivo.

En estas y otras etapas de la Ruta del Cacao se pueden probar diversos platillos y bebidas elaborados con esta semilla. También es posible conocer otras de sus aplicaciones; por ejemplo, en cosméticos o artesanías.

 

Cómo hacer la ruta

En el sitio web de la Secretaría de Turismo encontrarán una aplicación para planear el viaje por la Ruta del Cacao. Seleccionen los lugares que quieran visitar y obtendrán las indicaciones para llegar por carretera.

Si no tienen auto, existen compañías de viajes que organizan distintos recorridos por esta ruta e incluyen servicios de transportación. Otra opción es rentar un vehículo; incluso pueden contratar un servicio de leasing o arrendamiento a largo plazo, que les permitirá tomarse varios meses para hacer todas las rutas gastronómicas del país.

La buena sazón no siempre basta (7/16/2015)

Cocinar me encanta. No sólo porque la recompensa para esas horas invertidas en la selección de ingredientes y la preparación de platillos es una deliciosa fusión que complace a todos los sentidos. También amo todo lo que implica el cocinar algo nuevo; cada vez que busco una receta, encuentro historias, leyendas y anécdotas que de alguna forma me permiten conocer y entender a quienes la crearon.

Algunos amigos me preguntan por qué si la cocina me apasiona tanto, no me decido a convertirla en mi vocación y abro un restaurante. Admito que lo he pensado, pero creo que para dar un paso tan grande, la buena sazón no es suficiente. Cocinar bien y hacerlo con gusto es la condición fundamental para iniciar un negocio de alimentos, pero no es la única. Es preciso tener conocimientos financieros o bien, la asesoría de un especialista. También se debe tener en cuenta que cocinar para la familia o para uno mismo no plantea los mismos retos que hacerlo a gran escala. Con la elevada demanda que se debe satisfacer en un restaurante y la necesidad de hacerlo a diario para mantener el negocio, no es improbable que pronto se pierda el gusto y se caiga en la rutina.

No sé si algún día llegue a superar esos temores y me decida a entrar en el negocio restaurantero. Pero, mientras tanto, prefiero disfrutar la cocina y la buena comida, en vez de abrir un lugar de calidad cuestionable, que sucumbiría a las críticas de Gordon Ramsey (el chef del programa que pasa por la cadena Fox).

Lo que sí he hecho es investigar estrategias y pedir recomendaciones expertas, por si alguna vez me animo. Como es probable que algunos de mis lectores ya estén más decididos, les comparto los mejores consejos que encontré para abrir y mantener un restaurante.

abrirrestaurante

1. Establecer un giro

Aunque se tenga talento para elaborar todo tipo de platillos, es más fácil encontrar un nicho de mercado y cimentar una posición cuando se tiene una oferta definida. ¿Cómo elegir el giro que darán a su restaurante? La decisión depende de varios factores. El primero son las preferencias y aptitudes culinarias; si eligen algo que les gusta y que les sale bien, no tendrán muchas dificultades para prepararlo y perfeccionarlo día con día. También deben tener en cuenta la demanda del mercado, las preferencias de los clientes, la posible competencia y las condiciones del lugar y el entorno en el que piensan ubicar su negocio.

2. Establecer un presupuesto inicial y apegarse a él

La elección del tipo de restaurante que quieren abrir también estará determinada por el presupuesto con el que cuenten. Si éste no es suficiente para lograr el objetivo, empiecen con una oferta sencilla, pero innovadora y atractiva. Pueden comenzar con un solo tipo de platillo, como los pretzels, las baguettes o la repostería; en la medida en que su negocio se establezca y genere mayores ingresos, podrán invertir más y ampliar su carta. Lo importante, de acuerdo con los especialistas, es no abarcar demasiado y mejor concentrarse en hacer muy bien una sola cosa.

3. Mantener la calidad y el buen servicio

Algunos restaurantes se inauguran con una oferta de excelente calidad y un servicio de primer nivel. Los clientes quedan con una buena impresión, pero luego vuelven dentro de un mes y encuentran que los platillos no saben igual, las porciones son más chicas y hasta la amabilidad de los anfitriones empieza a desgastarse. ¿Qué sucederá entonces? Probablemente no volverán y, en el peor de los casos, aconsejarán a sus conocidos que ni se asomen por el lugar. La calidad y el servicio no deben ser anzuelos para atraer a los primeros clientes, sino elementos constantes a lo largo de la vida del restaurante.

4. Tener una buena administración

Como escribí al inicio, la habilidad en los negocios y la administración es tan importante como el buen desempeño en la cocina y la adecuada atención a los clientes. Piensen que al transformar su pasión por la gastronomía en un negocio, tendrán que vérselas con cuestiones como planeación y control de gastos, selección de proveedores, diseño de un sistema de contabilidad y pago de impuestos. Si creen que la cabeza no les dará para tanto, consideren la posibilidad de asociarse con profesionales de los negocios y de contratar servicios fiscales como los de FiscoClic. No hay quien tenga talento para todo, pero si unen fuerzas con expertos en otras áreas, incrementarán sus posibilidades de éxito.

Unidos por el sabor (7/6/2015)

Los estados de Jalisco y Nayarit, en la región poniente de la República Mexicana, comparten una franja costera bañada por el océano pacífico; de ahí que algunas de sus ciudades también presenten similitudes en el paisaje, el clima, los productos que se dan en la región y la gastronomía. Puerto Vallarta y Tepic son dos importantes poblaciones de dichos estados y no sólo están vinculadas por su extenso litoral, sino que también están unidas por los sabores de su gastronomía.

Los frutos del mar constituyen los ingredientes principales de la gastronomía nayarita, así como de los platillos típicos de Puerto Vallarta. Pescados y mariscos se combinan con algunos elementos sustantivos de la cocina mexicana, como el maíz y el chile, y así se preparan tamales, gorditas, tacos o caldos que llevan el sello distintivo de nuestra gastronomía, pero con la sazón particular de la costa.

festivalgourmet2

En Nayarit, se elaboran platillos muy especiales con uno de los frutos más abundantes de la pesca, el camarón. En cualquiera de sus playas se puede probar el cebiche, pero a diferencia del que se prepara en otros lugares, no lleva el camarón en trozos, sino casi molido; con ello, el sabor se intensifica. También se hacen tamales de camarón, envueltos en hoja de palma.

En Puerto Vallarta son famosas las brochetas de pescado asado a las brasas, conocidas popularmente como “pescado embarazado”. Los tacos de camarón, preparados con tortillas de maíz recién hechas, también son una conocida delicia que lo mismo se puede disfrutar en la playa o en los más exclusivos restaurantes. Y no faltan los platillos más representativos de la gastronomía jalisciense, como la birria o las tortas ahogadas.

A causa de esta riqueza de ingredientes y platillos, así como del atractivo turístico que tienen las playas de la región, en Puerto Vallarta y Nayarit han proliferado los restaurantes gourmet, especializados en alta cocina mexicana e internacional. Uno de ellos es el “Café des Artistes”, fundado en 1994 por el chef puertorriqueño de ascendencia francesa, Thierry Blouet.

Para promover la calidad de los restaurantes de Puerto Vallarta y de la cocina mexicana en general, Blouet se asoció con el dueño de otro famoso restaurante de la ciudad, Heinz Reize (propietario del Coco Tropical) y juntos crearon el Festival Gourmet International. El evento, que en este 2015 cumple veintiún años, comenzó como un punto de reunión para los principales chefs y restauranteros de Puerto Vallarta, pero pronto tuvo chefs invitados de otras regiones de México y el mundo. Con ello creció la oferta gastronómica y también la variedad de actividades, pues comenzaron a organizarse talleres, catas, conferencias y presentaciones de algunas escuelas de gastronomía.

festivalgourmet

En el año 2000, en chef Roland Menetrey se integró al comité organizador y el festival se extendió a la región de la Riviera de Nayarit y Tepic. De esta forma, dos de las ciudades más importantes de la costa oeste mexicana se unieron para celebrar sus sabores y para posicionar a la cocina mexicana entre las mejores del mundo.

Este año, el XXI Festival Gourmet Internacional, Puerto Vallarta, Rivera Nayarit, Tepic, se llevará a cabo del 16 al 22 de noviembre. Si desean asistir y deleitarse con las sorpresas culinarias que brinda esta región, es buen momento para que comiencen a planear el viaje y a reservar hoteles baratos en Puerto Vallarta, pues el evento atrae a un gran número de asistentes.

Ferias para el paladar (7/4/2015)

Durante la segunda mitad del año se llevan a cabo algunos de los eventos gastronómicos más importantes de México. Unos coinciden con fiestas tradicionales de verano, como la Guelaguetza, en Oaxaca, o la Vendimia, en Querétaro, mientras que otros se desarrollan en los últimos meses del año. Todos nos brindan excelentes oportunidades para reencontrarnos con nuestra cocina tradicional, descubrir nuevos sabores y asomarnos a otras regiones del mundo a través de su gastronomía.

En esta ocasión preparamos una selección de las ferias y festivales gastronómicos que tendrán lugar en nuestro país a partir del mes de julio. Si quieren asistir a estos eventos, en los que los sabores, aromas y colores de la comida mexicana son los protagonistas, es buen momento para comenzar a planear el viaje, pues atraen a un gran número de asistentes y conforme se acercan las fechas, crece la demanda de vuelos y se incrementan las reservaciones en alojamientos y hoteles de negocios.

No esperen más y prepárense para consentir al paladar con estas celebraciones.

Feria del Tejate y el Tamal, Oaxaca

La cocina oaxaqueña tiene fama mundial, por la variedad de sus ingredientes y la originalidad de sus combinaciones. Dos platillos distintivos de la gastronomía de Oaxaca son el tejate y el tamal; a ellos se dedica una feria en el mes de julio, en el marco de la Guelaguetza. El tejate es una bebida tradicional, elaborada desde la época prehispánica. Se prepara con una mezcla de granos de cacao, semillas de mamey, maíz tostado y flor de cacao. Los tamales oaxaqueños son bien conocidos en todo México, pero nada como probarlos en su región de origen; los más populares son los de mole negro y carne de cerdo.

La feria se lleva a cabo durante la segunda semana de la Guelaguetza.

tejate

Fiestas de la Vendimia

La Vendimia es el momento en que se recolectan las uvas para preparar el vino del siguiente año. También es cuando se hace el “pisado”, un procedimiento ancestral para preparar el mosto o jugo de uva, con el que se elabora el vino. En el poblado de Ezequiel Mora, Querétaro, la Vendimia es una colorida celebración en la que todos pueden participar. Se organizan recorridos por los viñedos, catas de vinos, maridajes y, por supuesto, el pisado de la uva.

El evento es organizado por las cavas Freixenet y este año se llevará a cabo del 1 al 3 de agosto.

vendimia

Festival Vallarta Nayarit Gastronómica

Este festival reúne a destacados chefs y sommeliers de México y a invitados internacionales, para exponer tanto platillos tradicionales, como nuevas fusiones y creaciones gourmet. Además de las demostraciones, se organizan talleres, conferencias, catas, degustaciones y ruedas de negocios.

En 2015, el festival celebra su séptima edición y se llevará a cabo del 4 al 7 de octubre, en la ciudad de Puerto Vallarta.

vallartanayarit

Foro Mundial de la Gastronomía Mexicana

En su tercera edición, el Foro Mundial de la Gastronomía Mexicana tendrá como temas centrales a los chiles, el ají, el pimiento y las especias. Se discutirá la importancia de estos ingredientes en la cocina de México y de otros lugares del mundo y habrá muestras de los platillos más originales que pueden prepararse con ellos. El Reino Unido será la nación invitada, por lo que también habrá exposiciones con los platillos más representativos de esta cocina.

El Foro Mundial se llevará a cabo del 26 al 29 de noviembre, en el Centro Nacional de las Artes, Ciudad de México.

chileaji

 

Sabores de Puerto Vallarta (7/2/2015)

Las playas mexicanas están entre los destinos favoritos para vacacionar. En ellas convergen la belleza natural, la infraestructura hotelera de calidad internacional, el clima favorable la mayor parte del año y, por supuesto, la variedad gastronómica. Puerto Vallarta no es la excepción. En este paraíso, situado en la costa norte de Jalisco, se preparan deliciosos platillos que aprovechan los frutos del mar y otros ingredientes que se dan en la región. También se degustan las especialidades típicas del estado y se acompañan con la bebida que ha dado a Jalisco el reconocimiento mundial, el tequila.

Estas son las especialidades que no pueden dejar de probar si visitan Puerto Vallarta.

 

Pescado embarazado

El nombre auténtico y muy literal de este platillo es “pescado en vara asado”, pero la fusión de las palabras al decirlas muy rápido dio como resultado este nombre, que despierta más la curiosidad. Se prepara con filete de marlín o cazón, cortado en trozos; estos se ensartan en una barra y se asan a las brasas. Se condimenta con salsa y limón. Como alternativa al pescado pueden emplearse camarones.

Dónde probarlo: Este platillo es el más popular de la ciudad y lo encuentran por todas partes, ya sea en la playa, con los vendedores que llevan sus racimos de brochetas, o en los restaurantes de algunos hoteles en Puerto Vallarta.

pescadoembarazado

Tacos de pescado Marisma

En ningún lugar de México faltan los tacos y lo interesante de este popular “antojito” es que cada región lo prepara de una manera única. Los tacos de Puerto Vallarta se elaboran con pescado o camarón, ya sean empanizados y fritos o asados a la parrilla. Las tortillas son de maíz y generalmente se hacen a mano, al momento de ordenar.

Dónde probarlo: Por las playas y mercados se pueden ver los puestos o carritos que venden este platillo. También se sirve en los restaurantes, acompañado con guarniciones de verduras.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Birria

Es un platillo típico de todo el estado de Jalisco y aunque no lleva ingredientes del mar, que son los que se antojan al estar en la playa, vale la pena probarlo, sobre todo si únicamente visitarán Puerto Vallarta. La birria es un cocido de carne de chivo u oveja, guisado con una salsa picante, sazonada con especias como jengibre o comino.

Dónde probarlo: En mercados y restaurantes.

birria

“Posi” y “cuala”

Llegamos a los postres. En Puerto Vallarta y en todo Jalisco se preparan deliciosos dulces de leche que pueden disfrutarse como postres o golosinas. El “posi” se hace con masa de maíz y tuna; el “cuala” también lleva maíz, pero el sabor distintivo lo da el aceite de coco.

Dónde probarlo: En los mercados, parques y plazas se puede ver a los artesanos dulceros, con sus mesitas repletas de estos y otros exquisitos dulces típicos.

 

Cualquier época del año es perfecta para disfrutar estos platillos en Puerto Vallarta, pero si quieren conocer la gastronomía más sofisticada de la región, además de platillos típicos de Nayarit y Tepic, la recomendación es asistir al Festival Gourmet Internacional, que este año se llevará a cabo del 16 al 22 de noviembre.

En sitios de internet como viajacompara.com encontrarán todo lo que necesitan para planear su viaje a Puerto Vallarta.

México en el top 20 de los mejores restaurantes (6/30/2015)

Como cada año, la revista especializada Restaurant publicó la lista de los cincuenta mejores restaurantes del mundo. Por segunda ocasión, el primer lugar se lo llevó el restaurante catalán “El Celler de Can de Roca”. Le siguen otros dos negocios europeos; la “Osteria Francescana”, de Módena, Italia, y el danés “Norma”, con sede en Copenhague.

 

Pero lo que más llama la atención de la lista, que puede consultarse en el sitio web theworlds50best.com, es la presencia latinoamericana, que crece año con año. Nueve de los cincuenta restaurantes galardonados se encuentran en Centro y Sudamérica. México destaca con tres representantes, uno de los cuales figura en el top 20. Perú también cuenta con tres menciones en la lista y Brasil le sigue con dos. Chile es el noveno representante de América Latina, con un negocio en el lugar 43. El recuento incluye también a cinco restaurantes de los Estados Unidos. Aunque Europa retiene el mayor número de reconocimientos, el perfeccionamiento del arte culinario y el desarrollo de la industria restaurantera en América son incuestionables.

 

Resulta un orgullo, por supuesto, que la exquisita gastronomía mexicana tenga tres exponentes en el ranking de los cincuenta mejores restaurantes del mundo y más aún que uno de ellos se encuentre en el top 20. Si quieren deleitarse con platillos avalados por lo más especializado de la crítica internacional, visiten alguno de estos establecimientos y déjense consentir. Los precios, que varían entre los mil y los dos mil pesos por menú, harían pensar que son lugares exclusivos para ejecutivos de servicios financieros. Pero con tal de probar los platillos más exóticos de nuestra gastronomía, preparados por chefs de talla internacional, bien vale la pena permitirse el lujo. Se recomienda reservar previamente, ya sea por teléfono o por internet, en los respectivos sitios web.

 

Pujol. Lugar 16°

El chef Enrique Olvera, formado en el Culinary Institute of America, heredó la pasión por la comida mexicana de su familia, que dirigía una pequeña panadería. Luego de formarse con los mejores chefs internacionales, Olvera volvió a nuestro país y aplicó sus conocimientos para perfeccionar las recetas tradicionales de la cocina mexicana. Con esta iniciativa fundó el “Pujol”, un restaurante en el que ingredientes ancestrales, como el maíz, el huitlacoche o las hormigas, se combinan para crear platillos excepcionales.

Dónde: Petrarca 254, Polanco, México, D.F.

pujol

Quintonil. Lugar 35°

Jorge Vallejo, el chef a cargo del “Quintonil”, fue discípulo de Enrique Olvera. De él adquirió las técnicas internacionales que le permitieron imprimir un toque gourmet a la comida típica mexicana. En el “Quintonil” se rescatan los ingredientes y las recetas que han estado presentes en nuestra cocina desde los antiguos pueblos indígenas. Otra destacable cualidad de este restaurante es que muchos de sus ingredientes se cultivan de manera orgánica, en el huerto de sus propietarios. Esto no sólo garantiza la frescura de los vegetales empleados, sino que constituye un intento por reducir las repercusiones ambientales de la agricultura industrializada.

Dónde: Newton 55, Polanco, México, D.F.

quintonil

Biko. Lugar 37°

Los creadores de “Biko” son los chefs Mikel Alonso y Bruno Oteiza, ambos de origen vasco, pero con un profundo arraigo en las tradiciones culinarias de México. De esta fusión surgen platillos que reinventan la cocina vasca con ingredientes típicos de nuestra región. El resultado es algo que el paladar merece degustar.

Dónde: Presidente Masaryk 407, Polanco, México, D.F.

biko

Ya sea para un CEO de Unifin, que planea una cena de negocios, un grupo de amigos que se reencuentran, o una pareja que celebra su aniversario, estos restaurantes ofrecen el ambiente ideal, los platillos más exquisitos y la mayor calidad en el servicio. Por algo están entre los cincuenta mejores.

El zacahuil huasteco (6/29/2015)

Se le ha llamado el rey de los tamales y la verdad es que este apelativo le hace total justicia. El zacahuil es un tamal de grandes dimensiones, originario de la huasteca veracruzana (zona norte del estado), aunque de acuerdo con la revista México desconocido, también se prepara en algunas regiones del estado de Hidalgo. Puede medir hasta un metro de longitud y pesar hasta 20 kilos. En Veracruz, y sobre todo en el poblado de Tepetzintla, el zacahuil se considera un platillo de lujo, especial para las grandes celebraciones, como bodas, aniversarios o fiestas patronales. También se prepara en vísperas del Día de Muertos, para presentarlo en las ofrendas a los difuntos.

zacahuil

Sin embargo, por lo especial de su preparación y su gran tamaño, el zacahuil se ha vuelto uno de los platillos más famosos del estado y actualmente se le puede comprar en mercados o en algunos restaurantes, incluidos los de algunos hoteles en Veracruz.

El secreto del zacahuil es que se prepara con masa martajada, es decir, que el maíz se hierve y se muele en el metate. El tamal se cocina en horno de piedra o de barro. Sin embargo, también puede prepararse con la masa nixtamalizada y hornearse en la estufa. No es la preparación tradicional, pero se puede hacer fácilmente en casa, conservando el incomparable sabor de los chiles, la carne de cerdo y las especias.

Les comparto la receta.

Ingredientes

  • 3 kg. de masa nixtamalizada
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 750 gr. de manteca de cerdo
  • 10 piezas de chile guajillo
  • 10 piezas de chile ancho
  • 1 pieza de pimienta gorda
  • 1 clavo de olor
  • 1 pizca de comino
  • 4 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de anís
  • ½ kg. de lomo de cerdo
  • ½ kg. de pierna de cerdo
  • 1 manojo de hojas de plátano
  • 1½ litro de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de sal
  • 1 cucharada de pimienta

 

Preparación

Los chiles, previamente desvenados y pelados, se sofríen con la cebolla, el ajo, el comino, la pimienta y los clavos de olor. Aparte, se remoja el anís en agua caliente. Posteriormente, los chiles se muelen con el caldo; la mezcla resultante se cuela y se reserva.

La carne de cerdo se corta en cubos y se sazona con sal y pimienta. Luego se dora en un sartén, se deja enfriar y se reserva.

La manteca se bate hasta que adquiera un color blanco; se agrega poco a poco el harina y luego se incorporan el anís, previamente colado, y la mezcla de chiles. Se bate hasta formar una pasta homogénea.

Las hojas de plátano se asan y se extienden sobre una superficie plana. Encima de ellas se extiende la masa y luego, al centro, se coloca la carne de cerdo. Después se enrolla el tamal, cuidando que las hojas cubran perfectamente la masa. El rollo se coloca en una charola para hornear.

El tamal se hornea a 180° C por 40 minutos.

 

Las mejores fechas para probar el auténtico zacahuil en la huasteca son:

  • en temporada de carnaval, entre los meses de abril y mayo
  • el 1 y 2 de noviembre, por la celebración del Día de Muertos

 

Visiten www.viajacompara.com para planear su viaje a Veracruz.